Cadena de frío: Un reto a vencer

La logística de frío garantiza el almacenamiento, traslado y distribución de productos específicos, como medicamentos y vacunas, a una temperatura adecuada que garantice su integridad y calidad.

Por la sensibilidad a los cambios de temperatura de los productos que se transportan, una cadena de frío debe mantenerse a lo largo de la cadena de suministro, desde que el expedidor hace el envío hasta que se realiza la entrega, lo cual hace más complicada su gestión.

La importancia de una cadena de frío

La cadena de frío es indispensable para el traslado de productos perecederos y tiene el fin de extender su tiempo de vida y conservar sus propiedades, sin embargo, es aún más importante en el manejo de productos farmacéuticos que son altamente sensibles al frío o al calor por lo que cualquier cambio brusco de temperatura afectaría su efectividad.

Debido a su complejidad, la cadena de frío requiere una mayor inversión en infraestructura, tecnología y especialización. Esto implica contar con camiones, bodegas y contenedores climatizados, con equipos de respaldo, para segurar el suministro continuo de la energía requerida para la refrigeración, y con sistemas de control de temperatura que notifiquen en tiempo real cualquier variación que pudiera poner en riesgo la carga.

La cadena de frío también demanda conductores y empleados de bodega capacitados que se mantengan alertas e implementen soluciones inmediatas en caso de presentarse variaciones de temperatura, y con conocimientos de procesos y programas para tramitar, de manera coordinada y oportuna, la documentación de la mercancía en su paso por bodegas.


Retos y tendencias de la cadena de frío

Las tendencias de la logística de frío se ven marcadas por los retos que enfrenta la logística general, entre los cuales se encuentran la globalización de mercados, la reducción de los costos a lo largo de la cadena, la integración estratégica con el resto de las actividades de la cadena y la maximización del uso de capacidad y recursos.

Ante esta realidad, los proveedores logísticos con servicios de cadena de frío deben desarrollar estrategias que les permitan mantenerse a la vanguardia en la industria, como pueden ser:

-Instalar bodegas refrigeradas a lo largo de la cadena para mantener la temperatura dentro de los rangos recomendados.

-Usar sensores de temperatura en los vehículos para detectar a tiempo variaciones

-Implementar un enfoque de negocios que busque la integración con las metas estratégicas del fabricante, reduciendo costos y mejorando la satisfacción de clientes finales.

-Usar nuevos materiales refrigerantes y combustibles eficientes para abordar las preocupaciones ambientales y de sustentabilidad de los clientes y la comunidad en general.

-Mejorar empaques para alargar durabilidad en condiciones de refrigeración

-Invertir fuertemente en soluciones tecnológicas para dar seguimiento a la carga y sus condiciones de temperatura.

 

Los proveedores logísticos deben ayudar a sus clientes a cumplir con lo que estipulan las normas de cada país de manera eficiente en costos, y por otro, deben hacer entregas de productos a tiempo y en las mejores condiciones a los consumidores finales para garantizar la competitividad del fabricante.

Es por eso que, en GoFlit nos distinguimos en hacer la logística simple para tu negocio ya que somos capaces de ofrecer de la manera más sencilla la gestión y solicitud de transporte de carga que necesites, encargándonos de los detalles intermedios como seguimiento GPS, verificación de operadores, actualizaciones, alertas en tiempo real y evidencias físicas y digitales (PODS).

Ponte en contacto con nosotros y deja tu gestión del transporte con los expertos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply