Diseñando una red de distribución

Cuando se habla sobre red de distribución se hace referencia a la gestión de la cadena de suministro, es decir, a los pasos que sigue un producto desde el fabricante o proveedor hasta el cliente final.

 

Lograr que este proceso sea efectivo es clave para la rentabilidad de una empresa pues involucra costos de operación que finalmente tienen un impacto en la experiencia del usuario del producto.

Tipos de Redes de distribución

Al diseñar una red de distribución comercial se persiguen varios objetivos, que varían dependiendo del enfoque del negocio, puede tratarse de lograr ahorros en los costos o de aspectos relacionados con la responsabilidad corporativa. Por esta razón, la forma en la que está planeada puede ser diferente de una empresa a otra, aun tratándose de actores en el mismo sector productivo.

Adicionalmente, una red de distribución es uno de los principales activos que la empresa debe evaluar y estudiar constantemente ya que su diseño incide en la eficiencia operativa, el nivel de servicio y las entregas a tiempo. En este sentido muchas empresas basan su modelo de negocio en el diseño de esta red logística buscando configurar de manera óptima todos sus recursos físicos, que pueden incluir un centro de distribución, una flota de transporte, almacenes, cruces de andén, plantas de producción, coordinación con proveedores, etc.

 

Tipos de redes de distribución 

Existen varios tipos de redes de distribución en función de las necesidades de la empresa y los requerimientos logísticos: 

-Directamente de la planta manufacturera al cliente

-De un proveedor de insumos a la fábrica

-Por medio de proveedores logísticos

-Haciendo uso de almacenes

-Escalonada


Beneficios de una red orientada al mercado

Rediseñar o diseñar desde cero una red de distribución debe traer como beneficios: optimizar los costos de la logística total de la empresa, mejorar el servicio a clientes intermediarios y finales, aumentar la flexibilidad y la capacidad de respuesta, entre muchos más. En resumen, acorde con la experiencia de Accenture México los beneficios de una red de distribución orientada al mercado incluye: 

 

-Minimizar la inversión al reducir entre 10% y 30% los activos.

-Reducir entre 10% y 30% la inversión en el proceso logístico.

-Elevar el porcentaje de disponibilidad de producto y alcanzar la excelencia en el servicio al cliente, lo cual conlleva un aumento de entre 2% y 5% en los ingresos.

-Lograr una optimización en el manejo de inventarios con una reducción de los mismos de entre 10% y 20% sin perder flexibilidad y capacidad de respuesta.

Objetivos en el diseño de redes

De ahí la importancia de dedicar tiempo y esfuerzo a la creación o rediseño de la red de distribución con base en estas consideraciones:

 

-Asegurar que los productos estén siempre disponibles en el inventario cuando lo solicite el cliente.

-Reducir al mínimo el tiempo transcurrido entre el pedido y la entrega.

-Gestionar el envío de productos diferentes solicitados por un mismo cliente.

-Brindar al cliente la posibilidad de dar seguimiento a su pedido en tiempo real.

-Ofrecer al cliente una gran experiencia de compra desde la elaboración del pedido hasta la entrega en tiempo y forma, pasando por el pago y el seguimiento.

-Abrir canales que permitan al cliente devolver productos con facilidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply