El papel de la consultoría en la logística

Contar con servicios de consultoría en logística es una decisión estratégica en la empresa que cumple con la función de hacer que se diferencie competitivamente hablando. Gracias a esta consultoría la empresa adquiere conocimientos, experiencias y habilidades para tomar mejores decisiones y alcanzar eficientemente las metas en la cadena de suministro.

¿Para qué sirve la consultoría logística?

En este sentido, una empresa de consultoría en logística ayuda a sus clientes a entender y mejorar su cadena de suministro y sus operaciones logísticas: compras, procesamiento y acondicionamiento de productos, almacenamiento y entrega. Su función es analizar la información para identificar y resolver problemas logísticos, asesorar en temas de productividad, gestión y transportación de materiales a través de planeación, diseño de redes de distribución, tecnología y software especializado y procesos de reingeniería.

La consultoría es una relación de una empresa y un experto en logística con el fin de lograr objetivos organizacionales y desarrollar competencias profesionales por medio de la incorporación de nuevos conocimientos, perspectivas, valores, habilidades y know how, con lo que se puede lograr:

-Reducción de costos logísticos con mayores niveles de servicio al cliente

-Entendimiento de las actuales técnicas y metodologías de gestión

-Búsqueda de soluciones tecnológicas aplicables en toda la cadena de suministro

-Incremento de la productividad y la lealtad del cliente

-Incremento de la cobertura o presencia de puntos de venta y distribución

-Transformación de la cadena de suministro en una ventaja competitiva

-Afrontamiento de retos logísticos con mayor seguridad

-Mejores negociaciones con proveedores y clientes

-Reducción del capital invertido y el flujo de fondos en actividades que no agreguen valor

-Aprendizaje sobre cómo actuar ante crisis o riesgos que pudieran surgir en algún proceso

-Desarrollo de competencias y habilidades (liderazgo, flexibilidad, colaboración y autogestión)


Etapas en una consultoría logística

La consultoría ayuda a los directivos del área de logística a romper paradigmas, enfrentar situaciones y factores que no habían sido considerados. Complementa los métodos, procedimientos y metodologías utilizadas y es un excelente apoyo en los procesos de cambio cultural. Se da en cuatro etapas:

  1.  Etapa de diagnóstico: análisis para identificar las expectativas y problemáticas de la compañía. A través de análisis de procesos se conocen, construyen y se fortalecen las ventajas competitivas en cuanto a costos, velocidad, calidad y mantenimiento. Asimismo, mediante análisis de distribución y layouts se mejora la integración de las áreas operativas y funcionales y las instalaciones desde un punto logístico.
  2. El papel de la consultoría en la logística: determinación de metas y objetivos logísticos, así como las competencias, fortalezas y debilidades de los colaboradores.
  3.  Etapa de intervención: se buscan y proponen soluciones y planes de acción dentro y fuera de la empresa en función de las metas logísticas y objetivos estratégicos.
  4. Etapa de seguimiento: consiste en la constante evaluación y supervisión del desempeño.

A través de esta relación, el consultor se convierte en un socio estratégico que mejora el desempeño de los colaboradores al ampliar sus posibilidades y capacidades de acción, lo que incrementa la efectividad y la rentabilidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply