El vehículo eléctrico: Impacto directo en la logística

Los entornos urbanos bien planeados y administrados ofrecen grandes oportunidades para generar diseños sostenibles que potencian nuevos modelos de negocio, producción y logística y que, a su vez, plantean una serie de desafíos ante los que hay que prepararse.

A pesar de que actualmente la gran mayoría de vehículos utilizados en la logística son motores de combustión interna, es decir, generan energía a través de la quema de un combustible, países de América, Europa y Asia han comenzado a ecologizar y eficientizar el transporte de personas y mercancías en sus zonas urbanas.

Ventajas de los vehículos eléctricos

Factores como incentivos y subsidios gubernamentales y la fluctuación de precios del petróleo han impulsado en la logística el uso de diferentes tipos de vehículos sostenibles, pues además de contaminar menos, estos medios de transporte ecológicos tienen otras ventahas que vale la pena resaltar:

-Menos averías mecánicas pues hay menos elementos que puedan desgastarse.

-Menos mantenimientos. Las revisiones se concentran más en neumáticos y baterías, en caso de los totalmente eléctricos.

-Ahorro de combustible en el caso de vehículos híbridos.

-Estímulos fiscales y peajes gratuitos en algunos países.

-Circulación por carriles especiales o incluso centros de carga por toda la ciudad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply