Filosofía Lean y su aplicación a la cadena de suministro

La aplicación de la filosofía Lean significa eliminar los desperdicios en logística y concentrarse en la creación de valor, ya que una buena gestión de los recursos impacta directamente en la rentabilidad de la empresa.

Uno de los retos en logística es diseñar e implementar cadenas de suministro que sean eficientes en la administración y asignación de recursos para obtener los mayores beneficios al menos costo posible.

Desperdicios de la cadena de suministros

Uno de los primeros pasos, para abordar la filosofía lean, es entender lo que constituye un “desperdicio”, y qué actividades y recursos son los necesarios para producir valor agregado. Una vez que este valor es entendido, el resto de las actividades en el proceso logístico se convierten en desperdicio. Un desperdicio es definido como “el consumo o gasto inútil, o el uso de recursos sin un retorno adecuado”.

Los desechos logísticos son tan frecuentes como en cualquier otra área funcional de la empresa, aunque no siempre son tan visibles dado el alcance y complejidad de la actividad logística, de hecho, de acuerdo a lo sugerido por los expertos, más del 80 por ciento del trabajo en logística no es previsible ya que se lleva a cabo fuera de supervisión.

Existen ocho tipos de desperdicios en la cadena de suministro que impactan directamente a la logística:

-Sobreproducción (hacer más de la demanda)

-Inventario (pronósticos imprecisos)

-Procesamiento excesivo (actividades no necesarias)

-Corrección (Re-trabajo de actividades)

-Esperas (Falta de coordinación en la cadena)

-Movimiento innecasario (Movimientos que no aportan valor)

-Transporte (Equipo sobre o sub utilizado)

-Personal (Empleados no comprometidos).

Objetivos de la logística Lean

El concepto Lean se aplica a la logística con el propósito final de ayudar a impulsar la productividad de las empresas, en este sentido, su enfoque es:

-Conseguir que se cuente con los insumos necesarios en las cantidades requeridas y en las condiciones adecuadas en las primeras etapas de la cadena de suministro

-Hacer un uso efectivo de los recursos para lograr una distribución eficaz en la fase final de la cadena

-Mejorar la eficiencia de las actividades logísticas que resulten improductivas a lo largo de la cadena

-Reducir los tiempos de entrega en cada etapa con el fin de acortar todo el proceso logísticp y llevar los productos terminados lo más pronto posible al mercado y a los clientes finales.

En resumen, la filosofía Lean implica planear de una manera integral cada fase de la cadena de suministro y programar las actividades para que se den de manera fluida y continua.

Para ello es útil incorporar herramientas tecnológicas que ayuden a medir resultados, extraer datos y elaborar informes que ayuden a tomar decisiones oportunas para agilizar los procesos y reducir los costos.

Es por eso que, en GoFlit nos distinguimos en hacer la logística simple para tu negocio ya que somos capaces de ofrecer de la manera más sencilla la gestión y solicitud de transporte de carga que necesites, encargándonos de los detalles intermedios como seguimiento GPS, verificación de operadores, actualizaciones, alertas en tiempo real y evidencias físicas y digitales (PODS).

Ponte en contacto con nosotros y deja tu gestión del transporte con los expertos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply