La logística en el Retail

El retail y la logística tiene como uno de sus principales objetivos la disponibilidad de la mercancía, pero más allá de contar con los productos correctos en el lugar adecuado en el momento preciso, deben ser capaces de hacerlo sistemáticamente reaccionando de forma ágil ante una demanda bastante volátil.

La industria del retail

A pesar de que los minoristas alguna vez fueron sólo receptores de productos procedentes de compañías fabricantes, hoy son también diseñadores de la oferta: controlan, organizan y administran la cadena de suministro desde la producción hasta el consumo. Los tiempos han cambiado y la logística del retail también. Buscan una posición más colaborativa en muchos procesos logísticos e incluso han asumido responsabilidades de marketing y desarrollo de productos, que originalmente eran exclusivas del fabricante.

A través de la correcta integración de la oferta y la demanda —que se logra mediante sistemas de información y tecnologías de la información —, los minoristas pueden ofrecer un mejor servicio a sus clientes al proporcionar productos con mejor presentación, más accesibles, con una vida útil más larga y con menos inexistencias. Una adecuada logística minorista puede reducir los costos generales y convertirse en una ventaja competitiva al garantizar que todos esté en su lugar.

Las compañías de retail saben que para que esto sea así, necesitan anticiparse y reaccionar rápidamente a los cambios en el comportamiento de los compradores y deben crear estrategias para mover los productos de forma eficiente y rentable. Al gestionar una cadena de suministro, en realidad se administran los siguientes procesos:

Almacenes y centros de distribución: son los sitios en los que los minoristas colocan anticipadamente el inventario para responder rápidamente a la demanda.

Inventario disponible: se refiere a la cantidad de producto existente y su ubicación. 

Transporte: consiste en administrar la transportación de los productos (contenedores, vehículos, programación, disponibilidad de personal, etc.).

Información: datos sobre la oferta, la demanda, los volúmenes, las existencias, los precios y los movimientos.



Retos de la logística en el Retail

La logística minorista se ha expandido drásticamente en los últimos años. Las compañías de retail antes sólo gestionaban proveedores y productos locales; sin embargo, ahora adquieren productos de todo el mundo. Esto las ha llevado a reaccionar ante desafíos que también enfrenta el sector manufacturero.

De la misma manera, el auge del comercio electrónico les ha planteado nuevos retos, sobre todo en la última milla, en las demandas de empaquetado y en traslados innecesarios, pues se ha demostrado que los costos, el rendimiento y los servicios se ven beneficiados con un buen manejo de éstos.

Por otro lado, la creciente preocupación por el impacto ambiental ha orillado a las empresas a asegurar que sus actividades cumplan con criterios ecológicos y que los materiales (como el embalaje) puedan ser reutilizados o reciclados.

Generalmente la manera como las compañías manejan y envían pedidos desde múltiples canales de venta, requiere de una estrategia logística sólida que se convierta en una ventaja competitiva. Sin embargo, lo costoso y la complejidad los lleva a contratar a un operador logístico.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply