Las claves para gestionar el inventario de un e-commerce

La gestión de inventario en un e-commerce es una operativa fundamental para cualquier empresa que quiera diferenciarse de la competencia y lograr una mayor rentabilidad. Con un control preciso del stock, las empresas pueden garantizar la disponibilidad de las existencias y el envío rápido de los pedidos a los clientes. 

Para los e-commerce, una gestión de inventario eficiente es clave para evitar roturas de stock y asegurar entregas rápidas a los clientes. Gestionar el stock requiere definir la cantidad de artículos necesaria para responder a la demanda y determinar el momento en que se repondrá la mercancía.

¿Cuáles son las claves para lograrlo?

A la hora de establecer un proceso de gestión de inventario, es indispensable que el e-commerce disponga de los artículos necesarios antes de que se produzcan las ventas. Las empresas del sector suelen efectuar una planificación de la demanda, o lo que es lo mismo, una estimación de las ventas que pueden producirse para así organizar los procesos de producción y las operativas del almacén manteniendo los niveles de stock apropiados.

Una vez el e-commerce cuenta con la mercancía necesaria en su almacén, la gestión del inventario abarca los siguientes cinco pasos:

 1. Organizar eficientemente el stock del almacén e-commerce

La correcta organización del stock es básica para el éxito del e-commerce. Este proceso consiste en distribuir los productos en el almacén de una forma lógica que facilite la preparación y expedición de pedidos. La operativa, también conocida como slotting, permite determinar la ubicación óptima de una mercancía en el almacén.

En un almacén e-commerce, los artículos pueden organizarse siguiendo distintos criterios como, por ejemplo, el método ABC o el FIFO (first in, first out). La correcta organización del stock es una de las piedras angulares de la logística e-commerce, porque ayuda a expedir los pedidos con mayor rapidez y afrontar picos de demanda como el Black Friday o la campaña de Navidad.

2. Implementar un software de almacén con funcionalidades de comercio online

El software de gestión de almacenes es una herramienta imprescindible en un almacén e-commerce ya que ayuda a hacer una gestión del inventario adecuada, a llevar un control estricto de la mercancía y a organizar las operativas con eficiencia.

El sistema, gracias a algoritmos avanzados, identifica los artículos que llegan, les asigna una ubicación y hace un registro de los productos que se han expedido para entregarse a los clientes. De este modo, la trazabilidad de los productos es muy rigurosa. El software de gestión también organiza toda la preparación de pedidos, señalando a los operarios la ubicación a la que dirigirse (para ello, diseña una ruta para que recorran las mínimas distancias posibles) o abasteciendo las estaciones de picking con mercancía para completar los pedidos.

3. Emplear terminales de radiofrecuencia para un mejor control del inventario

Para hacer una gestión del inventario correcta y preparar todos los pedidos con rapidez, los operarios de un almacén e-commerce recurren a los terminales de radiofrecuencia. Estos dispositivos complementan las tareas de los operarios: facilitan el volcado de datos dentro del sistema de gestión de almacenes (por ejemplo, indicando los artículos que han llegado al almacén) y la recepción de instrucciones (por ejemplo, la ubicación en la que almacenar cada artículo).

Una de las ventajas más destacables de conectar los terminales de radiofrecuencia con el software de gestión de almacenes es la disminución de errores. Las tareas de los operarios son mucho más sencillas, únicamente tienen que limitarse a seguir las instrucciones que les proporciona el dispositivo para no cometer errores. Si se quiere simplificar el trabajo de los operarios todavía más, los empleados del almacén pueden utilizar wearables, es decir, dispositivos electrónicos que se colocan en un dedo o en el brazo para que el operario tenga las manos completamente libres y recoja los productos con comodidad.

 

4. Sincronizar el stock del almacén con el catálogo de la tienda online

El almacén debe estar integrado con las plataformas online donde se comercializan los productos como, por ejemplo, eBay o PrestaShop. De este modo, en el momento en que un cliente adquiere un producto, los operarios del almacén pueden preparar el pedido de inmediato y expedirlo cuanto antes.

Conectar el almacén con las tiendas online puede hacerse de manera automática con la ayuda de un software de gestión. Easy WMS, dispone del módulo Marketplaces & Ecommerce Platforms Integration, una funcionalidad que sincroniza el catálogo online con el almacén físico.

Este módulo lo utiliza Global Freaks, e-commerce especializado en figuras de coleccionista, para conectar su almacén con los marketplaces donde comercializa sus artículos: eBay, Amazon y PrestaShop.

 

5. Unificar inventarios de distintos canales bajo un modelo omnicanal

Las empresas e-commerce que operan en cada vez más canales pasan a disponer de una logística omnicanal, es decir, ofrecen a los consumidores la posibilidad de combinar múltiples vías de comunicación con la compañía, como la tienda física, el teléfono móvil o la página web.

El auge de la omnicanalidad afecta a todas las operativas del almacén porque exige un número elevado de referencias y de pedidos. En esta situación, hacer una buena gestión del inventario valiéndose de la tecnología evita retrasos y errores.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply