Logística, factor diferencial en el e-commerce

En un mundo en el que diferenciarse es cada vez más difícil y, a la vez, más importante, la logística sigue siendo una herramienta fundamental para ello, especialmente para sectores como el comercio electrónico. El estudio ‘Evolución y perspectivas de e-commerce para 2021’, realizado por la agencia de marketing digital Kanlli y la revista D/A Retail, señala las tendencias que las empresas encuestadas esperan para los próximos tiempos.

La logística, ventaja competitiva

Sobre el uso de la logística, destaca el margen de mejora que tienen los e-commerce sobre la variedad de tipos de entrega de cara a su consumidor. Lo que supondría un incremente directo en el valor ofrecido. El 36% de los negocios consultados únicamente cuentan con un tipo de envío estándar y sólo un 50% incluyen la opción de un servicio exprés de pago. Estos datos dejan un margen muy amplio a las compañías para diferenciarse de la competencia al añadir más opciones de envío que sus rivales.

Respecto a la valoración por parte de los clientes, el estudio e-commerce 2021 de IAB, indica que un 52% considera importante que el e-commerce tenga un plazo de entrega rápido y un 13% valora que la entrega sea el mismo día. A la hora de poder trasladar estos costes al cliente final, el 26% se muestra dispuesto a pagar más por un servicio rápido de entrega. Si bien esto supone que una mayoría de clientes es reticente a aumentar su desembolso, también existe un enorme número de personas que van a ser muy sensibles a este incremento de calidad en el servicio logístico. Y ésta puede ser la diferencia entre optar por un e-commerce o por otro.


Crece el optimismo y la modernización

Disponer de puntos de recogida en tiendas u otros puntos de conveniencia- es valorado como una ventaja por el 22% de los compradores, pero un 44% de las compañías encuestadas no ofrecen este servicio. Es un porcentaje que ha ido en descenso (en 2019 fueron un 53% y en 2020, un 47%) y, de nuevo, una ocasión para sobresalir.

En las facilidades de pago sí hemos hecho los deberes, ya que un 76% de las firmas permiten tres o más métodos de pago, llegando hasta cinco (tarjeta de débito, tarjeta de crédito, paypal, contra reembolso e ingresos en cuenta) en el 31%. Y solamente el 7% tiene un único método para abonar las compras.

Hay pocos sectores tan de moda como el comercio electrónico y eso se nota en el optimismo de cara al futuro, ya que el 79% de las empresas espera aumentar su facturación este año. Pese a que supone una bajada respecto al 91% del año 2019, es una cantidad muy alta, especialmente si se tiene en cuenta que el 43% de los e-commerce cree que crecerá más de un 10%.

Entre los comercios electrónicos más optimistas están los dedicados a la venta artículos deportivos (60%), electrodomésticos y hogar (60%) y belleza y moda (57%). Además, también es mayoritaria la opinión de que el ticket medio de compra subirá (51%) o permanecerá estable (43%). Otra buena buena señal es que el 70% de los negocios tienen previsto aumentar su plantilla durante este año.

De cara a los canales de venta, la diversificación va a continuar siendo la tendencia dominante. El showrooming –la visita a tiendas físicas para ver un producto y luego comprarlo desde casa- continuará creciendo en opinión del 69% de la muestra, porcentaje que sube hasta el 87% sobre el multicanal.

Respecto a los marketplaces, las grandes tiendas que venden productos de terceros, como Amazon y Alibaba- el estudio Rise of the Global Market Places, elaborado por e-commerce Foundation y Nyenrode Business University, considera que éstos agruparán el 39% del comercio electrónico mundial en 2021. En este caso, las empresas deberán enfrentarse a la disyuntiva de ganar presencia a través de estos gigantes asumiendo el peligro de que sus propios comercios on-line pierdan fuerza y visibilidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply