Los retos de la logística en las grandes compañías hi-tech

Dispositivos high-tech como computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas, enrutadores, conmutadores
marcan, sin duda, una ventaja competitiva; sin embargo, detrás de estas
herramientas existen cadenas de suministro complejas —especialmente en cuanto a
riesgos, regulaciones internacionales, adecuación de aditamentos y
administración de materias primas y abastecimiento— que se caracterizan por la
necesidad de precisión, velocidad y métricas constantes.

Los retos a los que se enfrentan...

Comúnmente las compañías de hi-tech y hardware se ven obligadas a administrar efectivamente sus costos, minimizar al máximo el tiempo de comercialización (time to market), optimizar los procesos logísticos y garantizar el retorno de inversión, sobre todo cuando han invertido en grandes proyectos de infraestructura, desarrollo e investigación.

 Los retos a los que se enfrenta esta industria se derivan de los cambios que han surgido en el mercado, principalmente la innovación de productos, la atención omnicanal y la lealtad hacia la marca.

 En cuanto a innovación de producto, ésta ha crecido dramáticamente con el fin de satisfacer las necesidades tan cambiantes de los consumidores. Ahora, por ejemplo, es común que las compañías tecnológicas lancen al mercado más de siete productos —nuevos o mejorados— al mes.

 De la misma manera, la necesidad de atención omnicanal ha orillado a las compañías a vender y asistir a sus clientes las 24 horas, los siete días de la semana, así como a hacer sus entregas lo antes posible, lo que ha resultado en cambios de estrategias de inventario, por ejemplo, el cumplimiento desde la tienda.


Impacto en las cadenas de suministro

Por otro lado, la lealtad hacia la marca ha evolucionado ya que ahora los clientes no son totalmente fieles a una compañía como lo eran antes. Actualmente se inclinan por probar nuevas marcas que ofrecen mejores productos y eligen aquellas que les dejan experiencias excepcionales.

Estas tendencias industriales impactan a las cadenas de suministro de las compañías tecnológicas en varias maneras:

 Logística receptiva: Las cadenas de suministro se basan en la demanda de los clientes, por lo que éstas deben ser capaces de responder rápidamente y brindar un mejor servicio, sobre todo cuando de trata de lanzamiento de productos.

 Flexibilidad en fabricación y cumplimientoLas cadenas de suministro deben poder adaptarse a diferentes combinaciones de productos y demandas. Para lograrlo, la fabricación debe realizarse con menos especificidad de activos con el fin de poder reducir el inventario y el costo de los componentes, así como para aprovechar los diseños modulares y las estrategias de aplazamiento.

Decisiones de compra más inteligentes: Las cadenas de suministro deben brindar visibilidad de los gastos y racionalizar su base de proveedores y los procesos de abastecimiento y adquisición deben ser más eficientes.

 

Para compensar los factores descritos anteriormente, las compañías de tecnología deben tener una visión integral del negocio y buscar claridad en conceptos como compensaciones entre rentabilidad, velocidad de comercialización, flexibilidad y confiabilidad.

Para lograrlo es esencial definir y priorizar los objetivos; combinar de modos de transporte para alcanzar una mayor rentabilidad en el proceso de envío; consolidar las operaciones en lugares estratégicos para reducir la distancia necesaria para atender los pedidos regionales; aplazar ciertos procesos y complementarlos posteriormente con el fin de reducir la volatilidad en el inventario y el volumen de envío; optimizar las rutas para disminuir los costos de transporte y de inventario y mejorar la velocidad de comercialización; e incrementar la visibilidad, es decir, hacer que los datos estén disponibles para todos los involucrados a través de motores de inteligencia que optimicen sobre la marcha el inventario en los diferentes canales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply