Panorama global: Región África

África se divide en cinco regiones económicas, y cada una tiene distintas expectativas de crecimiento y condiciones específicas en construcción de infraestructura, necesarias para el desarrollo de una industria logística competitiva.

Debido a la distuación de desigualdad, el continente no puede verse como un mercado homogéneo ya que en sus 54 países hay clientes con necesidades muy específicas. Eso ha generado una creciente demanda logística por parte de fabricantes y minoristas que buscan expandir sus operaciones y mejorar las cadenas de suministro y las redes de transportación.

Región África

Actualmente los países africanos más importantes en cuanto a logística son Argelia, Congo, Egipto, Ghana, Kenia, Mozambique, Nigeria, Sudáfrica y Tanzania, y algunos de ellos cuentan con los puertos más importantes del continente: Barra do Dande y Lobito (en Angola), Lekki (en Nigeria), Musoma (en Tanzania) y Lamu (en Kenia).

África dispone de una gran cantidad de recursos naturales como petróleo, gas, minerales y productos agrícolas. En general, la infraestructura en este continente está rezagada en comparación con los demás, aunque hay diferencias entre regiones: por un lado, Sudáfrica sigue contando con una buena infraestructura a pesar de que ha tenido el crecimiento anual más bajo, y por el otro lado. Nigeria y Kenia tienen unas de las tasas de crecimiento más altas en los últimos años.

Cerca del 90 por ciento del comercio africano se realiza por mar, lo que convierte a los puertos en lugares cruciales para las cadenas de suministro a pesar de ser pequeños ante los estándares mundiales. Varios puertos que están en contrucción a lo largo del continente requerirán modernización para hacer frebte a los grandes volúmenes comerciales que se esperan con el crecimiento de la población y el desarrollo económico.


Retos de infraestructura logística

Los desafíos a los que se enfrenta el continente no son tan diferentes a los que enfrenta el resto del mundo en cuanto a cadena de suministro: incremento de riesgos, globalización, impacto de la tecnología, presión de contención de costos debido a competencia.

Sin embargo, el mayor desafío logístico consiste en superar la deficiente infraestructura de transporte que ha impedido el crecimiento de varios mercados logísticos ya que los enlaces viales y ferroviarios entre los centros económicos son irregulares. Aunque existe red de carreteras, algunas partes no están construidoas y otras están deterioradas y no pueden ser utilizadas como rutas comerciales. Esto hace que el costo de traslado de mercancías dentro de África cueste en promedio el doble o triple que en los países desarrollados.

Actualmente, los principales proyectos incluyen el ferrocarril que conectará Kenia, Uganda, Ruanda y Sudán del Sur, así como el circuito ferroviario de África Occidental que conecta Costa de Marfil, Burkina Faso, Níger, Benín, Togo y Nigeria.

El continente africano registra un crecimiento sostenido, tanto en su PIB como en su población y desarrollo, lo que lo convierte en una gran oportunidad para la importación y exportación de productos, en algunas zonas más que en otras.

 

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply