Soluciones de almacenaje en las autopartes

En México la fabricación de autopartes representa casi la mitad de producción de la industria automotriz. Debido a esto, las compañías buscan una mejora continua en sus procesos de ejecución y almacenaje, que les garantice operaciones rentables.

 Para lograrlo implementan estrategias como el método japonés de las 5s, creado por Toyota en los años 60 con el fin de organizar los lugares de trabajo.

Las 5s y sus beneficios

Este modelo se basa en cinco pasos:

 Seri o clasificación: reside en eliminar todas las piezas dañadas o por desechar para mantener un inventario ordenado que facilite la identificación de las piezas.

 Seiton u orden: se trata de buscar mejores procesos para la organización y el almacenamiento que permitan optimizar tiempos.

 Seiso o limpieza: consiste en mantener limpios y en buen estado los productos con el fin de evitar pérdidas y accidentes.

Seiketsu o estandarización: se basa en capacitar a los empleados en las normas que deben seguir para que los métodos operativos se realicen de la mejor y única manera.

Shitsuke o disciplina: se trata de aplicar las cuatro etapas anteriores hasta que se logre un cambio positivo en la compañía.

Este método beneficia a las compañías en varios aspectos:

-Incremento en la capacidad de almacenamiento en una misma superficie.

-Rápido retorno de inversión

-Reducción de tiempo de búsqueda y almacenamiento.

-Mayor capacidad para albergar productos más diversos.


Almacenamiento correcto a través de las estanterías

Es necesario elegir las adecuadas para el almacenamiento correcto. Existen:

 Estanterías para grandes cargas o para productos especiales. Son las empleadas cuando las dimensiones o peso de la carga así lo exigen (tubos de más de 1,5 m de longitud, neumáticos, etc.)

Estantería convencional. Es la más utilizada, se emplea para el almacenaje de mercancías paletizables.

Estanterías compactas. Recomendables cuando se necesita almacenar gran cantidad de una misma referencia durante un periodo de tiempo medio– largo.

Estanterías para cargas ligeras y mini load. Empleadas cuando el pequeño peso de los bultos a almacenar así lo permitan.

Silo autoportante. Es la mayor inversión posible en un almacén tanto a nivel de estanterías como de equipos de manutención. En esencia se trata de estanterías a gran altura con pasillos, siendo atendido cada uno de ellos por un transelevador.

 

Estanterías móviles: se mueven sobre unos raíles de tal forma que el pasillo de acceso es único en todo el bloque. Es utilizado cuando el volumen del almacén es la principal restricción.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply