Soluciones de optimización de almacenes

La optimización de almacenes consiste en la aplicación de procesos automatizados para ahorrar tiempo, espacio y recursos, así como reducir errores, mejorar la flexibilidad, la comunicación, la administración y la experiencia del cliente. 

A partir de los años 80 la gestión de almacenes ha evolucionado a tal grado que las compañías han reemplazado sus sistemas heredados por otros de próxima generación con funciones que incrementan considerablemente la productividad, la precisión y la calidad del servicio.

Tendencias en la optimización de almacenes

Tecnologías como la automatización, la robótica, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático han sido de gran ayuda para lograr una verdadera optimización en los almacenes. Al integrarse a los WMS, se agiliza toda la cadena de suministro y se brinda un mayor control en la recepción, el almacenamiento, la recolección, el envío y el recuento de inventario y se obtienen datos que sirven a las compañías para tomar mejores decisiones.

Actualmente en la industria logística existen estas seis tendencias relacionadas con los sistemas de administración de almacenes y la optimización de procesos:

1.   Sistemas que agregan capacidades y algoritmos de aprendizaje automático para detección de interrupciones en la cadena de suministro

2.   Sistemas que permiten interponer órdenes urgentes

3.   Proveedores de WMS que trabajan con sus fabricantes para ofrecer opciones de financiamiento (alquiler de plataformas)

4.   WMS capaces de administrar mejor las devoluciones

5.   Funciones ampliadas que facilitan las implementaciones de los sistemas en las compañías, por ejemplo, herramientas de entrenamiento creadas por el proveedor

6.   Enfoque en la interfaz de usuario que presenten los datos en un formato más lógico, por ejemplo, la logística visual que envía información sobre las actividades en forma de imágenes a través de dispositivos de radiofrecuencia con lo que se garantiza la calidad y la cantidad de cada producto, se conoce la ubicación y el contenido de cada caja y se colocan correctamente etiquetas.


Desafios que enfrenta la optimización de almacenes

A pesar del desarrollo de estas plataformas, algunas compañías siguen enfrentando retos en cuanto a la optimización de almacenes:

  • Al carecer de un sistema automatizado, no saben qué inventario tienen ni cuentan con visibilidad real de éste.
  • Sus procesos de carga son lentos debido a que los recolectores no tienen una visión precisa de la ubicación del inventario.
  • Cuentan con sistemas de almacenamiento ineficientes que incrementan la necesidad de espacio y personal en almacén.
  • Tienen procesos redundantes, como exceso de verificaciones físicas, que perjudican la mercancía y vuelven ineficientes las operaciones.
  • Carecen de rutas de recolección de productos que sean eficientes.

Para lograr optimizar las operaciones de almacén se necesita automatizar la manipulación de los materiales en tiempo real y tener visibilidad de posibles cuellos de botella. Automatizar las operaciones permite que la recopilación de datos se realice de manera más rápida y precisa. Optimización también significa mejorar el diseño del almacén para que las funciones de almacenamiento sean más productivas y el espacio sea aprovechado lo más posible según el producto, las operaciones y los procesos de valor agregado.  

La optimización de almacenes es vital para que una compañía siga siendo competitiva, y esto puede lograrse adoptando sistemas como el WMS y otras herramientas tecnológicas basadas en la automatización. Un experto puede ayudar a identificar áreas y procesos que necesiten ser optimizados. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply